miércoles, 22 de enero de 2014

Los trenes de granito en Galicia, sus tráficos y apartaderos.

Introducción

Esta historia comienza en el macizo galaico. Hace millones de años, en la época en que los continentes se estaban formando, emergieron a la superficie cantidades ingentes de lava fundida que se fue enfriando lentamente formando sucesivas capas de roca, esta es la protagonista de nuestra entrada. Si, la roca era y es el granito, el principal componente del macizo se extiende desde la Mariña luguesa hasta Manzaneda en el Sur no sin llegar también hasta la comarca de Quiroga por el Este (donde finaliza) y por el Oeste hasta las playas del atlántico coruñés y pontevedrés. 
El geología se estudia al granito como un tipo de roca compuesto por cuarzo, feldespato y mica (blanca, negra o combinación de las dos) en diferentes proporciones dependiendo de la zona, se organiza en capas siguiendo cortes y fracturas de la superficie terrestre,  y entre su composición y su disposición en el medio terrestre aguanta bastante bien la meteorización provocada por los elementos, esta meteorización se desarrolla por capas, de ahí la forma redondeada de los montes erosionados de granito. Pero todo esto no deja de ser un inciso sobre la roca, ahora viene lo más destacable y actual, aplicado al ámbito ferroviario. 


Esta roca es utilizada sobretodo en la construcción. En Galicia se lleva utilizando desde hace siglos para la construcción de edificios como iglesias, ayuntamientos, hospitales e infraestructuras viarias que abarcan desde puentes, aceras, pavimentos o alcantarillas hasta muros de refuerzo, de contención y quitamiedos. Dentro de sus aplicaciones mas actuales se encuentran los mesados, esculturas, bordillos, escaleras, rodapiés y revestimientos hechos con este material, que además según las zonas varía en color (como subproducto de su composición) aumentando una gama a día de hoy casi interminable. 
Apartadero de As Gándaras, maniobra de acople de un corte de
Marcelino Martínez. Foto cortesía de Juan Carlos Martín Otero.

Con motivo del boom inmobiliario registrado en España desde los inicios del siglo XXI esta roca fue extraída en grandes cantidades, sobre todo en Galicia véase como dato que de las 750.000 toneladas extraídas a nivel nacional 600.000 provenían de Galicia, y de ellas, un buen porcentaje era de las canteras de O Porriño (Pontevedra) localidad famosa por su granito rosado también conocido como "granito de Porriño" que tuvo un gran éxito en los años pre-crisis para la construcción. 

Empresas, apartaderos y negocios

Con todos estos factores y poniéndonos desde el sistema de referencia de un empresario del sector, es lógico buscar las mayores facilidades logísticas y económicas para el transporte de nuestros productos y, durante muchos años el ferrocarril fue el medio ideal para ello.
Vista de la playa de vías de Gándaras desde
las agujas lado Ourense (Sur). A la izquierda
el apartadero de Marcelino Martínez.
Foto Agustín Roche Vázquez.
Renfe desde hace tiempo cuenta con una flota de plataformas con teleros de tipo MMQ para el transporte de cargas pesadas y voluminosas por lo que sus tráficos más habituales fueron el transporte de traviesas, vigas de hormigón, perfiles, planchas metálicas de todo tipo y dimensiones, vehículos militares y granito, para ello se solía estibar la carga según el reglamento vigente definido en las Instrucciones Generales. 

Dependiendo del tonelaje van en cada plataforma entre dos y tres bloques de dimensiones que rondan los 3 x 1.5 x 1.5 metros, normalmente van asentados sobre tacos de madera y tablones para evitar los daños a la plataforma, como se considera que son piedras de borde rugoso no es obligatoria su sujeción con cinchas. Los bloques de mayor peso se suelen colocar en la vertical de los bogies para que el peso recaiga directamente sobre ellos, mientras los menos pesados suelen ir en el medio de las plataformas.

En el caso de O Porriño solo existió y existe una empresa que sacase su producción por ferrocarril, es el caso del grupo Marcelino Martínez sita en el polígono de As Gandaras siendo la cuarta empresa nacional en facturación (2001). Además cuenta con derivación ferroviaria dentro de sus terrenos desde la cercana playa de vías que renfe tiene en el polígono de mismo nombre. Esta derivación cuenta con una única vía de 200 metros de longitud donde la carga se hacía con carretilla elevadora preparada para grandes pesos. La explotación se hacia a través del tractor de maniobras destacado en el vecino apartadero de Gándaras, este tractor fue durante muchos años algún hermano de la serie 308 (hubo dos destacados en Gándaras para atender los tráficos)  hasta principios de siglo en que las maniobras fueron modernizadas con los "Mabi" 311, quedando ya uno solo para atender el servicio. 
Una vez sito el corte cargado en las vías de expedición de renfe esperaba por la pertinente locomotora que lo remolcaba en un tren puro (solo con vagones de granito) o con otros vagones destino la Meseta. Por desgracia como consecuencia de la crisis en el sector de la construcción, su principal cliente, hace años que no se recibe ni expide ningún corte a este apartadero.


Un tren de granito procedente de Bustarviejo sale de la 
desviada de Redondela con destino el puerto de Vigo. 
Foto: Juan Carlos Martín Otero.

Otro de los tráficos más habituales de granito en bloque fue el que hacia el trayecto para el grupo David Fernández Grande (DFG en adelante) entre Bustarviejo - Valdemanco (estación sita en el directo de Burgos) y la terminal de mercancías de Vigo - Guixar, donde entraba al puerto para posteriormente ser exportado a la construcción de edificios de lujo en Extremo Oriente previo paso por el muelle Transversal, claro (véase la entrada sobre el pto. de Vigo). 
Huelga decir que para ello se modificó en 1988 el esquema de vías de Bustarviejo para permitir el embarque de los bloques procedentes de canteras locales, los cuales tenían unas dimensiones poco corrientes a lo habitual, de ahí que en muchos casos fueran cargados en plataformas de tres ejes aptas para cargas pesadas de Renfe.
Vista del apartadero de DFG en Muradas (Rande) en una de sus últimas 
operaciones. Foto cortesía de Agustín Roche Vázquez.

Otro de los tráficos de granito en bloque más conocidos de la zona era el que tenía por destino el apartadero, también de DFG galicia sito en la zona de Rande. Esta empresa forma parte de un grupo empresarial de mismo nombre y con sede en Vigo orientado a la extracción, corte y manipulación de granito ofreciendo distintos tipos de roca como el blanco berrocal, blanco perla y blanco Castilla extraídos de sus canteras en Bustarviejo y Valdemanco (Madrid). Está sin confirmar pero presumiblemente podemos decir que los cortes con destino Vigo y con destino Rande eran para la misma empresa desconociendo las razones de la descarga en dos puntos tan cercanos entre si (podría ser por falta de espacio en los muelles o en el apartadero).


Momento de la maniobra, a la izquierda se 
aprecia la vía de culatón del apartadero con su
 topera. Foto cortesía de Agustín Roche
 Vázquez.
El apartadero de Rande igual que el de Marcelino Martínez solo cuenta con una única vía de 200 metros de longitud y vía de mango. La aguja del apartadero se encuentra orientada hacia Redondela, estación desde la que se hace la entrada y salida de los cortes de granito con destino esta empresa. Para ello, se circula en régimen de maniobras (con locomotora diésel al no estar electrificado el apartadero) desde la playa de vías de la citada estación con la locomotora en cola empujando la composición ayudado del operario de la maniobra que va radiando la distancia al maquinista. Esta maniobra lleva su tiempo y necesita del concurso del personal de circulación al ser este un tramo con gran tráfico de trenes de viajeros con destino Vigo. Para sacar los cortes descargados la maniobra es la misma solo que en este caso la locomotora tira en vez de empujar hasta Redondela.

Crisis económica

Este fue durante muchos años el panorama en el Sur de Galicia, pero como dice el refrán "todo lo bueno se acaba", así en 2008 con el estallido de la crisis económica y el hundimiento del sector de la construcción se dejó de demandar el granito y con la bajada de demanda desaparecieron los tráficos por tren al no compensar mover cantidades más pequeñas. Los apartaderos de Marcelino Martínez, DFG y el muelle Transversal cayeron en desuso y esta entrada se habría acabado sino fuera por un rayo de esperanza.
A mediados de 2013 el Faro de Vigo y el diario Atlántico se hacen eco de la noticia: Vasco Gallega de consignaciones, empresa consignataria que opera en los muelles de Vigo va a fletar una serie de trenes de granito con destino el puerto vigués para su embarque a Italia. 
Corte de granito procedente de Salamanca llegando a Vigo.

Así en los siguientes meses y de forma continuada se suceden los cortes de 12 plataformas cargadas de granito procedente de dos destinos, Vicálvaro en Madrid y la salmantina estación de Tejares - Chamberí. Siendo los horarios en el caso de los cortes a Vicálvaro casi siempre nocturnos habiendo solo posibilidad de ver con luz el granito procedente de Salamanca. 

Las declaraciones de la consignataria remarcan la falta de rentabilidad de estos tráficos si el retorno de los vagones se hace vacío como es hasta el momento. Por ahora se ha escogido la alternativa ferroviaria al ser un medio con capacidad de transporte de gran cantidad de bloques en un momento concreto. Aunque en principio las empresas del sector se encuentran receptivas a la hora de encaminar su producción por ferrocarril, de momento esto no se traduce en aumentos del tráfico.

A día de hoy, los peores temores se han hecho realidad, desde el mes de Abril de 2014 no se tienen noticias sobre estos trenes encontrándose su circulación suspendida.

Bibliografía y enlaces de interés

  • Percepción empresarial de la mejora del enlace ferroviario Vigo-Porto; Francisco Javier Sánchez Sellero/María Montserrat Cruz González; Revista Galega de economía volumen 21, numero 1 (junio 2012).

Agradecimientos

Esta entrada está dedicada a mis compañeros, conocidos y buenos amigos Jaun Carlos Martín Otero y Agustín Roche Vázquez, quienes me han ayudado a sacar esta entrada y a ilustrarla con su magnifico trabajo sobre en ferrocarril en Galicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada